Fin de las vacaciones!


Se acabaron las vacaciones, y es hora de ponerse manos a la obra, para preparar todos los exámenes finales que se me avecinan … y, aunque suena bastante mal a priori, también tiene su parte buena, como todo en esta vida: está claro que si apruebo, habrá que celebrarlo, ¿y qué mejor forma, que escapándome un fin de semana (ó incluso una semana entera) por algunas de las regiones más pintorescas del Norte de Europa? Aún es pronto para confirmar nada, sobre todo, porque en este caso sí que influyen muchos más factores y también más personas, que en otras escapadas anteriores … así que, entre prácticas y estudio, iré buscando pequeños huecos para realizar algunas reservas de billetes de avión. Os seguiré informando!

Como está el Mundo …


¿Por qué este título? Basta con leer cualquier periódico, o ver algún telediario, para entender el título, es decir, para ver cómo está el Mundo … Después del éxito de la escapada a Marruecos, como siempre, comencé a buscar vuelos baratos, destinos y hoteles, para la siguiente escapada; estábamos dudando entre un destino nacional, o acercarnos a Sicilia y/o Cerdeña; fue entonces, cuando me enteré de que iban a cerrar el Aeropuerto de Tràpani (pequeño aeropuerto, cerca de Palermo, utilizado por Ryanair); al principio, pensé que sería por obras en las pistas, en la terminal, o en las inmediaciones, pero no; la realidad era bien distinta: se cerraría al tráfico aéreo civil, por las operaciones militares debidas al conflicto en Libia (Gaddafi continua con sus ideas, las revueltas se suceden, y cada vez es necesario sacar a más ciudadanos del país, ya sea por Creta o por Sicilia). Normalmente, las muertes en Libia, ocupaban la mitad de cualquier telediario, pero hoy no; hoy ha sido diferente: los telediarios se han centrado casi exclusivamente en el reciente terremoto de Japón, de magnitud 9, y que además de las réplicas y maremotos asociados, podría traer consecuencias mucho más devastadoras.

Desde este pequeño y humilde espacio viajero, quiero expresar mi humilde pesar, sentimiento y solidaridad con los afectados en los conflictos y catástrofes naturales a las que el Mundo se tiene que enfrentar día a día; normalmente, las vemos lejos y lejanas, pero realmente, no sabemos cuándo nos podría tocar a nosotros.

Poco que contar …


La verdad, es que sí, que poco hay que contar; a excepción de una posible escapada a Tenerife, no tengo más novedades viajeras que contaros. Estábamos todos volcados en conseguir Túnez para Semana Santa, pero sale bastante caro, y de momento no nos lo podemos permitir.

Así que, de momento, sigo buscando trabajo, actualizando el espacio de vez en cuando, y mirando continuamente diferentes ofertas de compañías aéreas de bajo coste. En cuanto tenga alguna noticia, como siempre, ya os la contaré.