¡DISCULPEN LAS MOLESTIAS!


Hola a todos. Os pido disculpas por haber mantenido últimamente el espacio un poco patas arriba, pero es que, además de no disponer de mucho tiempo, tampoco tenía muchas ganas, la verdad; un desánimo motivado por ciertos imprevistos, han provocado ese desorden, tanto en mi mente como en el espacio; se han cancelado, aplazado o adelantado muchos de los viajes previstos para los siguientes meses, por lo que he estado encerrado delante del ordenador, intentando ponerle solución a aquéllos viajes que aún se podía salvar, aunque variaran las condiciones e incluso los compañeros de viaje. Ha sido una tarea bastante difícil, en la que esa dificultad, se ha visto agravada por ciertos imprevistos económicos, pero bueno, más o menos ya vuelve a estar todo en orden, y os prometo que poco a poco, se irán actualizando los relatos de todos los viajes, con nuevas guías, fotos y vídeos.

El próximo viaje en mente, es una escapada a Roma, para que mi novia vea el Vaticano, y ese, si todo sale bien, puedo decir, casi con absoluta seguridad que se llevará a cabo. Los siguientes planes, previstos para el Puente de Diciembre y Nochevieja, se aplazan, por falta de dinero, y por cancelación de alguna ruta a Basilea; no por ello se quedarán esos intervalos de tiempo sin planning alguno, sólo que no serán los originales; en cuanto tenga más noticias, o haga nuevas reservas, ya os las contaré …

La despedida del año, pasó por Londres, Basilea, Estambul, y finalmente Tozeur (sur de Túnez), para acabar celebrándola entre Galicia y Madrid; será una noche bastante tranquila, en la que se asentarán las bases de la agenda viajera del año que viene, que viene cargadito de sorpresas, nuevos destinos, nuevos proyectos, nuevos compañeros de viaje … además, en cuanto cuente con ingresos estables, volveré a replantearme la opción de trasladar el espacio a una página independiente con dominio propio.

Me habéis preguntado por los relatos del pasado, y por los planes del futuro; pues bien, creo que ya os he contestado. También me habéis dicho que por qué no subo nuevas fotos; a ver, como costumbre, no subo fotos de cada viaje (sólo las mejores, incluidas dentro de cada relato), sino de cada país, principado o estado visitado, y hasta ahora, no puedo subir más, ya que no he visitado ningún nuevo país; sólo me faltaría Andorra por incluir en la lista, pero las fotos son escasas, en papel, y a mala calidad, por lo que esperaré a repetir la visita, para colgar fotos actuales. Con respecto a los apuntes, que también consultáis mucho, tampoco subiré más, ya que no dispongo de apuntes generales de más materias, pero si necesitáis algo en concreto, decírmelo, que a lo mejor, lo puedo conseguir.

Para terminar, os diré que a grandes rasgos, los cambios producidos, y que se relatan en la nueva agenda viajera, que ya digo, revisaremos la noche dl 31 de Diciembre, son:

  • Se aplaza Lourdes unos meses, pero se sustituye por una ruta más directa hasta el propio Santuario, y una visita secundaria con mi abuela a la Catedral de Turín.
  • Se aplaza Estambul (no se sabe aún hasta cuando), pero se complementa con una escapada al Sur de Túnez, y un posible finde en el Norte de Marruecos.
  • Se sustituye el Norte de Escocia, por una posible escapada a Edimburgo y alrededores (llegaremos al Lago Ness???).
  • Se añade Egipto, posiblemente en Semana Santa del año que viene; se añaden además, pequeñas escapadas nacionales, como Almería, Cádiz, Teruel y/o Cuenca.
  • Se ha aplazado forzosamente Lanzarote, pero se complementará con Gran Canaria, Tenerife, Sur de Cerdeña y Oeste de Sicilia.
  • Aún no sabemos qué pasará con Malta, pero si llega a cancelarse, será sustituida por una escapada a Moscú, y un finde a Oslo.

Y de momento, nada más; como siempre, según tenga más novedades, os las iré contando. Espero haber contestado a todas las dudas que el provisional estado de desorden os haya creado. Muchas gracias por vuestra comprensión.

31 añazos …


Así es, me hago viejo, pero no por eso mi espíritu viajero se va a ver afectado, y buena prueba de ello, es que este finde me piro a Londres (si todo me sale bien, claro) con mi familia a celebrarlo. Bueno, como viene siendo ya, casi costumbre, pararemos antes en Dublín a tomar unas cervecitas en el Temple Bar, y de ahí a Londres, dónde nos reuniremos con mi novia, para disfrutar de una agradable cena y velada en un apartamento bastante céntrico.

Aún, casi sin recuperarme de la fiesta de Gandía, estoy con el hotel de Dublín a vueltas, así como con algunos buses desde/hacia los aeropuertos, pero yo creo que lo conseguiré, y todo saldrá según lo planeado. Con respecto a viajes futuros, no os puedo decir nada, ya que algunos incidentes, para variar, han llevado a la cancelación de, al menos, tres de los viajes previstos en los próximos dos meses … y hablo de cancelaciones reales, no de aplazamientos o sustituciones, pero bueno, son cosas que pasan y que desgraciadamente hay que asumir; el ser humano comete fallos, y el primer paso para la superación de los mismos, es aceptarlo y reconocerlos.

Muchas gracias a todos los que me habéis felicitado (aunque no me conozcáis, siempre alegra un montón recibir algún mensaje de felicitación), y sobre todo muchas gracias a los que me entendéis y apoyáis, tanto en lo bueno como en lo malo.

Taking a break …


Cerdeña, Salóu, Zúrich, San Marino, Bolonia, Fátima, Roma, Alicante, Santander, Cascia, Granada, Barcelona, Sierra Nevada, … y un montón de municipios más han constituido uno de los meses más viajeros de los últimos años. Ahora, toca tomarse un respiro (más que nada por la economía), ordenar fotos, vídeos, cambiar la ubicación de algunos archivos para que sigan funcionando los vínculos del presente espacio, preparar nuevas futuras escapadas, …

Es el final de una etapa viajera en la que no dependía de horarios; ahora, ya hay que pensar en fines de semana, vacaciones, puentes y días festivos; tras el éxito de la celebración del 11º Aniversario con mi novia, quizás la siguiente escapada sea con mis hermanos (que también se lo merecen), o con alguien especial a Noruega o Eslovaquia, alguien que me enseñó el significado de la amistad, demostrándomelo con creces en cada viaje …

De momento, no puedo decir nada más; sólo espero, poderos contar pronto que tengo un nuevo viaje en mente; de momento, os tendréis que conformar con los relatos que iré publicando de las últimas escapadas …

11 aniños …


Hoy llega mi novia a Madrid, pero no se trata de una visita cualquiera, sino que pretende ser un finde cargado del romanticismo que se merece la celebración de los once añitos que llevamos juntos. Pese a que la economía no anda muy bien, y no nos podamos ir a Alicante el finde, como ella quería, yo creo que con buenas intenciones y un saco enorme cargado con ilusiones y recuerdos, podemos conseguir un perfecto fin de semana repleto de buenos momentos y sensaciones que pronto pasarán a nuestra mente como aquellos recuerdos encargados de mantener vivo el cariño que hace que día tras día, podamos pensar en celebrar otro año más juntos …

Aprovecho también esta entrada para agradecer la confianza y el apoyo de todos los que os habéis mantenido a nuestro lado durante los buenos y malos momentos acaecidos a lo largo de esta relación; una relación, por la que al principio nadie apostó, y yo creo, que aunque al final se acabaran torciendo las cosas, once años ya justifican bien justificado que algo debía de haber … ¿no? Así que, también gracias a las críticas, a la envidia, y a los egoístas comentarios de todos aquellos que no confiásteis en nosotros; gracias a vuestra desconfianza, creció nuestra confianza.

Pero sobre todo, muchas gracias a esos pocos cercanos, que habéis sabido aconsejar sin imponer, que habéis sabido colaborar, apoyar, animar, y al fin y al cabo, mimar nuestra relación. Muchas gracias, de verdad. Y como no, muchas gracias también a mi novia, por estar a mi lado, por apoyarme incluso cuando no me comprendía, por saber escucharme cuando no quería decir nada, por ayudarme cuando aparentaba no necesitar ayuda, por aparecer cuando le pedía que desapareciera, …, por todo eso, y por lo que espero seguir recibiendo en los próximos 11 años, muchas gracias, y un beso muy fuerte.

Domingo de resacosix ….


Anoche salí un poco a dar una vuelta, y digo un poco, ya que cada vez los bares cierran antes; pero bueno, me dio tiempo a fijarme en las costumbres de la gente, en sus cambios, en sus rarezas, …, y es que no entiendo por qué si evolucionamos con todo, no podemos evolucionar también en la vida, y aumentar nuestra calidad de vida y así nuestra felicidad; cierto que no a todo el mundo le hace feliz la misma cosa … pero entonces, ¿por qué luego se quejan, si hace unos días aseguraban que era eso lo que les hacía felices? Si siempre queremos ir a la última, siempre queremos un coche mejor, un móvil más moderno, un ordenador más potente, ¿por qué no pensamos en nosotros mismos, y tratamos de vivir mejor, y divertirnos más? No sé; es muy raro ver como mucha gente desperdicia su vida, engañados dentro de un mundo que promete mejorías sólo a través de cosas materiales y superficiales …

El caso, es que como ya dije en anteriores entradas, yo seguiré siendo así (al que no le guste, ya sabe lo que tiene que hacer), viviendo así mi vida, y aprovechando cada minuto como si fuera el último.

Resacosix


La noche de puta madre (quitando las copas, que cada vez están más aguadas; no hay nada como mi pueblo, para tomarme un buen cubata), y como preveía ayer, la noche ha estado cargada de nuevos planes, rutas y destinos para futuros viajes … sólo queda tener dinero y tiempo suficientes para llevarlos a cabo.

Reflexiones geofísicas


Durante los últimos días, sólo me he dedicado a estudiar Geofísica y a algunos que otros quehaceres familiares, permaneciendo la mayor parte del tiempo encerrado entre las cuatro paredes de mi habitación o terraza, con la compañía de un ordenador, mogollón de apuntes y notas sueltas que reflejaban las demostraciones matemáticas de algunas fórmulas empleadas en las prácticas de esta infernal asignatura. Es en estos momentos, en los que la vida social no es tan completa como debiera, cuando, al necesitar hablar con alguien y no tener tiempo para hacerlo, recurres a hablar contigo mismo, para distraer un poco la mirada cansada de encima de esos inacabables apuntes; entonces, te pones a pensar, sumido en laberínticas reflexiones que te llevan a mezclar el pasado con el presente, y al fin y al cabo con el futuro: afloran los recuerdos de los buenos momentos vividos en el pasado, que te impulsan a querer repetir algunas acciones en el futuro, pero ya se encarga la realidad del presente de decirte que no hay gente como la de antes para poder hacer ese tipo de cosas; la gente cambia; va variando su personalidad, modificando la lista de prioridades según la ocasión, y así tu nombre, que antes estaba en lo más alto de dicha lista, ahora va fluctuando como si de un gráfico de bolsa se tratara. Al principio te cabreas, e intentas corregirlo todo, hablar con la gente, conocer el porqué de los cambios … pero al cabo de un tiempo, repitiéndose sucesivamente la misma situación, te rindes, asumiendo que eso es así, y que tú no puedes hacer nada. Llegado este momento, es cuando yo me conciencio de que no tengo por que ser así, que no tengo por que modificar mi lista de prioridades, sino, si acaso, modificar la gente con la que llevar a cabo dichas prioridades; alguien muy inteligente me dijo una vez: “lo que hay que hacer en estos casos, es bajar un peldaño en la generación de la gente que nos rodea”; se trata de una afirmación muy sabia, triste a la vez que real; Pero, ¿no debería ser al revés? Se supone que cuanto más joven es la gente menos madura es, y por lo tanto más inestable; pues parece que no; últimamente, he comprobado que la gente llega a una cierta edad en la que se obsesiona con ciertas ideas que ni ellos mismo comprenden, dejando de lado todo lo que hasta el momento, aparentemente les hacía felices …

Yo, por mi parte, seguiré así, siendo yo mismo, y manteniendo esa seña de identidad que caracteriza mi propia personalidad; nunca fui amigo de los cambios sin sentido, de las variaciones de carácter, de las modas, … Hay que ser uno mismo, y disfrutar como a ti más te guste, sin perjudicar a nadie; Así que eso seguiré haciendo pese a las críticas y a la envidia no tan sana de muchos; Seguiré viajando y conociendo todo el mundo que pueda, sin dejar de lado a los buenos amigos y a la familia. No voy a pasarme la vida diciendo “hoy no se puede; mañana mejor” … ya que ese mañana, hoy es después de los estudios, mañana es cuando haya trabajo, pasado cuando los críos sean mayores, y así sucesivamente, hasta que te das cuenta de que el tren de tu vida ha pasado a gran velocidad por delante de ti, pero tú ni siquiera te has subido a él.