Dudas sobre el Mont Blanc …


La escapada a Lourdes salió genial, y aunque hubo un pequeño retraso a la vuelta desde Toulouse (pensábamos que mi novia no llegaría a tiempo para coger el de vuelta a Oporto, donde había dejado el coche al inicio del viaje a Finlandia), podemos afirmar que todo ha sido fantástico. No nos quedó ningún rincón por recorrer, y mi abuela vino fascinada; bueno, mi abuela, y nosotros, ya que ahí, aunque no seas muy amigo de la religión, tus ojos disfrutan de la belleza paisajística. Ahora, nos planteamos si salir hacia Ginebra para llegar al Mont Blanc, o no; se esperan fuertes nevadas en la región, y viendo la facilidad que tienen las compañías para cancelar vuelos, no sabemos si arriesgarnos o no; además, volamos por separado: uno desde Oporto y otro desde Madrid, y la vuelta por Barcelona, uno para León, y otro para Madrid, por lo que si sale algo mal, estaríamos separados e intentando cada uno por su lado llegar a casa, y los trabajos no andan como para tener que estar pidiendo días … Así que, aún no sabemos qué vamos a hacer; supongo, que como ya ha ocurrido alguna vez, nos decidiremos en el último momento, y el Viernes, horas antes de la salida del vuelo, os contaré.