Salimos ya para Bruselas


Con la mochila llena de comida y de ilusiones, salgo ya hacia el Aeropuerto de Barajas, donde me espera Alberto, para tomar un avión a Charleroi. Estado de salud = suspenso; Estado de ánimo = sobresaliente; espero que se pueda hacer la media, y el resultado final del viaje sea un aprobado con nota. Ya os contaré a la vuelta, aunque entre medias, intentaré conectarme desde Croacia, e informaros un poco de cómo nos van las cosas. Hasta pronto.

Nos vamos a Croacia …


Si si, al final, nos hemos decidido por Croacia; hacía ya mucho tiempo que teníamos ganas de recorrer este país, y dado que a finales de Septiembre se reducen considerablemente las frecuencias de vuelos a dicho destino, es ahora la ocasión. Pero eso no implica que hayamos descartado Benelux, sino que lo hemos añadido al inicio del viaje, quedando el planning de la siguiente forma: saldremos de Madrid, rumbo a Charleroi, para visitar Bruselas; de ahí, hacia Luxemburgo, donde realizaremos una breve visita; posteriormente, hacia Fránkfurt, para tomar un vuelo a Pula (ya, en el Norte de Croacia); recorreremos su precioso Casco Histórico, con sus grandiosos restos romanos, y partiremos hacia la frontera con Eslovenia, para pasar la noche en Ljubljana; de la capital eslovena, a la capital croata, breve visita, y tren nocturno a Sarajevo, donde pasaremos todo el día; a última hora, bus a Mostar, donde haremos noche, para al día siguiente partir hacia Split, otra vez en Croacia, y de ahí ir subiendo por toda la Costa de Dalmacia hasta el Parque Nacional del Río Krka. Acabaremos nuestro intenso viaje en las playas de Zadar, donde tomaremos un vuelo a Hahn, y de ahí a Madrid. Hay muchos tramos, en los que nos ha sido prácticamente imposible obtener algo de información, conseguir reservar por Internet, controlar horarios, y/o precios, …, así que, confiemos en que todo salga bien y consigamos hacer todo según lo previsto, ya que todos los tramos están encadenados; si falla alguno, falla el siguiente, y hay que modificar los planes sobre la marcha, lo que implicaría un retraso considerable, y acabaríamos perdiendo algún avión de vuelta.

Va ganando la ruta por el Adriático …


Como sabéis, todo genial y según lo previsto, por Oporto. Ahora seguimos con el dilema de si escaparnos a Luxemburgo, Bélgica y Holanda para las vacaciones del hermano de mi novia, o hacer una megaruta por el Adriático. De momento, va ganando puntos el recorrido por Croacia y alrededores, pero aún quedan muchas cosas por concretar; según vayamos realizando nuevas reservas, ya os iré contando, ya que hay muchos factores que influyen en este viaje, y a la vez, pueden condicionar los siguientes, y no todos dependen de mí.

Aprovecho también esta entrada al blog, para desearle nuevamente un feliz día 25 a mi novia, y desvelarle la sorpresa, de que, aunque parecía imposible, al próximo mes, nos volveremos a ver (seguimos manteniendo la promesa de vernos al menos una vez al mes) en Mallorca. Como en anteriores ocasiones, aprovecharemos esta escapadita, para poner ciertos objetivos y planes viajeros futuros en común.

Me voy a Oporto


Salgo ya, para coger el primer Metro que me lleve al Aeropuerto de Barajas, donde tomaremos un avión a Oporto; una vez allí, Julia, Ricardo y yo, nos reuniremos con mi novia. Aprovecharemos para recorrer el Casco Histórico de la ciudad, así como los alrededores del famoso Puente Dom Luís y las bodegas del delicioso vino, al otro lado del río, en Vila Nova de Gaia. Ya por la tarde, bañito en la piscina del hotel, y degustación de vinos en la zona del río, cena, fiesta, y lo que el cuerpo aguante … Al día siguiente, tras el desayuno en el hotel, nos dirigiremos a la playa de Matosinhos, donde permaneceremos hasta la hora de la comida; tras picar algo, dejaremos a Julia y Ricardo en el Aeropuerto (para que tomen un vuelo de regreso a Madrid), y Sandra y yo continuaremos hacia la fortaleza de Valença; una visita rápida y seguimos hacia Tuy (ya pasada la frontera con España), y finalmente hasta O Porriño, desde donde saldrá mi tren nocturno para Madrid, y Sandra continuará conduciendo hasta su casa, en Pontevedra. Os cuento a la vuelta qué tal ha salido todo, los nuevos planes que surjan en esta escapada, y cómo va la decisión de la escapada de Septiembre entre la ruta por el Adriático o por el Benelux.

¿Adriático o Benelux?


Esas son las posibilidades que estamos barajando para nuestra escapada de nueve días en Septiembre; una ruta por Croacia, o recorrer Holanda, Bélgica y Luxemburgo. La ventaja de Croacia, es que ninguno de los dos conocemos este precioso país, pero lo malo, es que los billetes de avión son mucho más caros, y la economía ya se sabe, que no pasa por su mejor momento; así que, será el factor económico el que al final nos incline hacia uno u otro destino. En cuanto venga de Oporto (escapada del próximo finde con mi novia), tendré que empezar a reservar billetes y hoteles, y así, cuando ya lo tenga todo claro, ya os contaré a dónde nos vamos al final.

Todo según lo previsto en El Escorial, y todo listo para Oporto


Según lo previsto, la cita en el Escorial (tanto para poner nuestra agenda viajera al día, como para asistir al concierto de El Barrio) fue perfecta. Además de comer, beber, y disfrutar de un entorno inigualable, barajamos cientos de destinos para nuestras próximas escapadas; de tal intercambio de información, objetivos, intereses y gustos, pudimos dejar confirmadas la escapada de Octubre, la de Noviembre y la de Diciembre, pero aún no nos decidimos por Septiembre, ya que, al contar con mucho más tiempo, tenemos dudas entre tres países … a lo largo de la próxima semana concretaremos un poco más, y ya os contaré el destino definitivo de la escapada con mi cuñado en Septiembre.

Ahora, estoy ultimando los últimos preparativos de la escapada de Oporto; esta sería la equivalente a la del Escorial, pero con mi novia. Pese a que yo me tengo que volver en tren, dado el elevado precio de los billetes de avión para ese finde, ya están todas las reservas confirmadas. al igual que en El Escorial, espero que salga todo perfecto, y me vuelva con nuevos destinos anotados en mi agenda viajera.

Me voy al Escorial


Como ya había comentado en anteriores entradas, este finde quedaría con el hermano de mi novia en El Escorial, para, además de disfrutar del concierto de El Barrio, para poner al día nuestra agenda viajera, actualizar planes, itinerarios, y buscar combinaciones posibles para poder llevar a cabo todos esos nuevos planes.

Buena gente, buena comida, buen ambiente, buen entorno y buenos planes … ¿qué más se puede pedir? Espero que salga todo bien, y el Lunes, a mi regreso, os pueda hablar de nuevos proyectos viajeros.

Nuevos planes, nuevos destinos, nuevos proyectos … y, cada vez más ambiciosos


Como ya he dicho en anteriores entradas al blog, me voy a centrar en hacer lo que de verdad me gusta, y con la gente que realmente quiero … este era el motivo fundamental que hizo crecer los planes anotados en mi agenda viajera, a la vez que se reducían los viajeros candidatos a acompañarme en dichos planes; otro de los motivos, es el incremento en frecuencia y rutas de tres compañías aéreas que suelo utilizar bastante: EasyJet, WizzAir y Ryanair. Lo malo, son las combinaciones necesarias para quedar con mi novia y/o su hermano, que, recordemos que viven en Galicia, y aunque Santiago y Oporto están muy bien comunicados, no siempre los horarios nos coinciden. Por eso siempre quedan algunos vuelos que reservar a última hora, y cuando nos ponemos de acuerdo, han subido tanto que nos obligan a gastar más dinero ó incluso llegar a cancelar la escapada.

Así que, con un calendario viajero provisional relleno hasta finales de año, hemos quedado en El Escorial este finde, el hermano de mi novia y yo, para concretar todas las combinaciones necesarias para poder llevar a cabo ese calendario; hablaremos también de una posible escapada a Ibiza o Ámsterdam, en Noviembre, que es el único mes que aún no hemos rellenado (sigo con mi idea de verles al menos una vez al mes); dicha escapada, será para la celebración de mi cumpleaños, así que, ya de paso, empezaremos a barajar posibles destinos para celebrar el suyo en Enero del año que viene. También conseguiremos uno de sus objetivos: ver al Barrio en concierto, ¿y qué mejor lugar que el Monasterio de El Escorial?

Por otro lado, también quedaré con mi novia, en Oporto a finales de mes, para concretar la parte del calendario que a ella se refiere, hablar de sus vacaciones, y de posibles planes para celebrar la Nochevieja de una forma diferente. Además, en este viaje, nos volverán a acompañar Julia y Ricardo, con los que también está pendiente alguna escapada común antes de que se vayan a Brasil a finales de año.