En Luxemburgo todo muy bien; ahora a los San Fermines …


Aunque con el estómago algo dañado debido al constante cambio de aguas, ya estoy totalmente recuperado de la última escapada a Luxemburgo, y con muchas ganas de nuevos planes, de nuevos viajes, de nuevas aventuras, y, aunque hay muchas en mente, de momento haremos una pequeña pausa, para irnos a Pamplona, a las mundialmente conocidas fiestas de San Fermín. Ya tenemos los vuelos y los buses reservados; lo que sí que no llevamos, es hotel, pero como el 90% de los visitantes, así que, intentaremos hacer algún descanso en alguna pradera. Del planning, poco que contaros; simplemente fiesta, fiesta y más fiesta.

Después de los San Fermines, hay muchos más planes anotados en nuestra agenda viajera, pero están condicionados por diversos factores (la mayoría no dependen de mí), así que en cuanto vaya teniendo cosas seguras, ya os iré contando.