Es difícil de explicar …


Es muy difícil intentar explicar con palabras la cantidad de sensaciones que se mezclan en la mente, sensaciones que se alimentan de los recuerdos y las experiencias vividas junto con la situación actual y las típicas “¿qué pasaría sí …?” En fin, un cúmulo de pensamientos que marcan de forma difusa esa delgada línea que separa el bien del mal, pero que muchos comentarios y opiniones, pronto se encargan de dejarte con la duda de saber en qué lado de dicha línea te encuentras. Y claro, navegando en tal mar de dudas, es muy complicado decidir qué rumbo tomar, y más aún, saber si hay ánimos o no, para preparar una próxima escapada; ciertos inconvenientes económicos y el hecho de seguir formando parte de la, cada vez mayor, lista del paro, no ayudan mucho … Pero bueno, en cuanto tenga algún otro planning viajero en mente, ya os lo contaré; de momento, os invito a que veáis las nuevas fotos, vídeos y relatos de los últimos viajes.

Muchas gracias a todos los que permanecéis fieles a la lectura de mis novedades, de mis aventuras por el mundo, de mis quehaceres diarios, … Muchas veces basta sólo con eso para sentirse apoyado a la hora de tomar una decisión.

Anuncios