11 aniños …


Acabo de volver de la exitosa escapada romántica a Alicante, con motivo de la celebración de los once añitos que llevamos mi novia y yo, juntos. Tras una prolongada y especial cena en mi casa, junto con otros amigos y hermanos, cogimos el primer vuelo (aún de madrugada) a Alicante, y tras disfrutar por enésima vez de las vistas del Castillo de Santa Bárbara y el Puerto Deportivo, nos dirigimos a un lujoso hotel en las afueras, con piscina, sauna, jacuzzi, gimnasio, internet, servicio de comidas incluido … vamos, de todo, para no preocuparnos de nada. Intensas conversaciones personales y sobre futuros planes viajeros, amenizarían nuestra estancia en la piscina, hasta que decidimos tomar un bus a la playa. Como manda la tradición, compraríamos alguna botellita de vino para la habitación, que disfrutaríamos relajadamente tras la completa cena que ofrecía el hotel … tan completa, que mi estómago sufrió mucho esa noche. Al día siguiente, el enorme desayuno no iba a ser menos, y tras un descanso en la habitación, nos dirigimos otra vez al puerto y a la playa, desde dónde, con nostalgia, contemplaríamos por última vez la cara del moro en el majestuoso castillo que domina la ciudad. Un bus al aeropuerto y el avión a Madrid, marcarían el final de esta preciosa escapada.

11 aniños …

Anuncios

Un pensamiento en “11 aniños …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s