Taking a break …


Cerdeña, Salóu, Zúrich, San Marino, Bolonia, Fátima, Roma, Alicante, Santander, Cascia, Granada, Barcelona, Sierra Nevada, … y un montón de municipios más han constituido uno de los meses más viajeros de los últimos años. Ahora, toca tomarse un respiro (más que nada por la economía), ordenar fotos, vídeos, cambiar la ubicación de algunos archivos para que sigan funcionando los vínculos del presente espacio, preparar nuevas futuras escapadas, …

Es el final de una etapa viajera en la que no dependía de horarios; ahora, ya hay que pensar en fines de semana, vacaciones, puentes y días festivos; tras el éxito de la celebración del 11º Aniversario con mi novia, quizás la siguiente escapada sea con mis hermanos (que también se lo merecen), o con alguien especial a Noruega o Eslovaquia, alguien que me enseñó el significado de la amistad, demostrándomelo con creces en cada viaje …

De momento, no puedo decir nada más; sólo espero, poderos contar pronto que tengo un nuevo viaje en mente; de momento, os tendréis que conformar con los relatos que iré publicando de las últimas escapadas …

Anuncios

11 aniños …


Acabo de volver de la exitosa escapada romántica a Alicante, con motivo de la celebración de los once añitos que llevamos mi novia y yo, juntos. Tras una prolongada y especial cena en mi casa, junto con otros amigos y hermanos, cogimos el primer vuelo (aún de madrugada) a Alicante, y tras disfrutar por enésima vez de las vistas del Castillo de Santa Bárbara y el Puerto Deportivo, nos dirigimos a un lujoso hotel en las afueras, con piscina, sauna, jacuzzi, gimnasio, internet, servicio de comidas incluido … vamos, de todo, para no preocuparnos de nada. Intensas conversaciones personales y sobre futuros planes viajeros, amenizarían nuestra estancia en la piscina, hasta que decidimos tomar un bus a la playa. Como manda la tradición, compraríamos alguna botellita de vino para la habitación, que disfrutaríamos relajadamente tras la completa cena que ofrecía el hotel … tan completa, que mi estómago sufrió mucho esa noche. Al día siguiente, el enorme desayuno no iba a ser menos, y tras un descanso en la habitación, nos dirigimos otra vez al puerto y a la playa, desde dónde, con nostalgia, contemplaríamos por última vez la cara del moro en el majestuoso castillo que domina la ciudad. Un bus al aeropuerto y el avión a Madrid, marcarían el final de esta preciosa escapada.

11 aniños …

11 aniños …


Hoy llega mi novia a Madrid, pero no se trata de una visita cualquiera, sino que pretende ser un finde cargado del romanticismo que se merece la celebración de los once añitos que llevamos juntos. Pese a que la economía no anda muy bien, y no nos podamos ir a Alicante el finde, como ella quería, yo creo que con buenas intenciones y un saco enorme cargado con ilusiones y recuerdos, podemos conseguir un perfecto fin de semana repleto de buenos momentos y sensaciones que pronto pasarán a nuestra mente como aquellos recuerdos encargados de mantener vivo el cariño que hace que día tras día, podamos pensar en celebrar otro año más juntos …

Aprovecho también esta entrada para agradecer la confianza y el apoyo de todos los que os habéis mantenido a nuestro lado durante los buenos y malos momentos acaecidos a lo largo de esta relación; una relación, por la que al principio nadie apostó, y yo creo, que aunque al final se acabaran torciendo las cosas, once años ya justifican bien justificado que algo debía de haber … ¿no? Así que, también gracias a las críticas, a la envidia, y a los egoístas comentarios de todos aquellos que no confiásteis en nosotros; gracias a vuestra desconfianza, creció nuestra confianza.

Pero sobre todo, muchas gracias a esos pocos cercanos, que habéis sabido aconsejar sin imponer, que habéis sabido colaborar, apoyar, animar, y al fin y al cabo, mimar nuestra relación. Muchas gracias, de verdad. Y como no, muchas gracias también a mi novia, por estar a mi lado, por apoyarme incluso cuando no me comprendía, por saber escucharme cuando no quería decir nada, por ayudarme cuando aparentaba no necesitar ayuda, por aparecer cuando le pedía que desapareciera, …, por todo eso, y por lo que espero seguir recibiendo en los próximos 11 años, muchas gracias, y un beso muy fuerte.

Siento frío, siento gente, 115, 120, …


El título de esta entrada del blog, corresponde a un fragmento de una canción de Mägo de Oz, que definía muy bien las sensaciones debidas a una gran resaca, y creo que en buena parte coincide con las que tengo yo, tras esta intensísima escapada. Ha sido un viaje centrado principalmente en la Reserva Natural de Cabárceno, y en el Parque Nacional de Sierra Nevada, siendo casi igual de importantes, la rica gastronomía de las zonas visitadas, las buenas copas, el buen vino, los atardeceres en una terraza en frente de la Alhambra, … Se completaba el viaje, con una perfecta confianza y compenetración, que nos llevaban a hablar de cualquier tema, aclarando dudas pasadas, resolviendo problemas presentes, y planteando posibilidades futuras, que afianzarían aún más una amistad, que parece que crece con el tiempo.

Ahora, toca recuperarse, hasta el Viernes, día en el que llega mi novia para celebrar nuestro 11º Aniversario; tras ese romántico fin de semana, ya me pongo manos a la obra con las actualizaciones de los relatos de mis últimas escapadas, ordeno las fotos, hago el libro digital que le prometimos a mi abuela, y subo algunos vídeos nuevos.

Me piro a Santander …


Al final, como ya había anunciado, nos vamos a Santander, para visitar la reserva natural de Cabárceno, Santander, Torrelavega, Santillana del Mar, Altamira y San Vicente de la Barquera. Nos hubiera gustado hacer la prolongación a Sierra Nevada, pero no creo que sea posible; ya os lo diré a la vuelta, así como también os contaré cómo van los preparativos de la escapada al Algarve, y otros futuros proyectos …

Hasta la vuelta !!!

Confirmado: siguiente escapada a Santander …


Aunque aún quedan algunas reservas de bus por realizar, ya está confirmado que el lugar elegido para ver al hermano de mi novia (en sustitución del aplazado viaje a Bratislava), será Santander. La idea, es llegar prontito por la mañana, y acercarnos a Cabárceno, para recorrer la reserva a pie durante nueve horitas; luego, descansar en un lugar intermedio, y al día siguiente, tras ver un poco Santander, dirigirnos hacia Santillana del Mar, y así ver el Museo de Altamira (las cuevas originales están cerradas al público); supongo, que allí dormiremos en algún lugar cercano a Torrelavega, para luego tomar un bus nocturno a Madrid.

También se confirma la cancelación del fin de semana del 25 y 26 en Alicante (celebración de nuestro 11º Aniversario), pasando a ser sustituida tal celebración por un finde en los alrededores de Portimão para el 15 y 16 de Agosto, siempre y cuando, no suban mucho los aviones, claro.

Lo de Lourdes, en el Puente del Pilar, también cobra fuerza, sobre todo, al comprobar que se pueden hacer viajes simultáneos desde Oporto y Madrid a Lyon o Toulouse, para luego bajar hasta Lourdes en tren.

De momento, no tengo más novedades; voy a seguir relatando las anécdotas del último viaje, preparar bien lo de Santander, y continuar ordenando las fotos que incluiré en el álbum digital que le regalaremos a mi abuela próximamente.

Preparando nuevos viajes, y asumiendo ciertas cancelaciones


Mientras ordeno todas las fotos de esta última escapada religiosa, voy asumiendo malas noticias como el suspenso en una de las partes del examen que hice antes de irme, así como el aplazamiento del viaje a Bratislava y la cancelación del finde en Alicante. Sin embargo, sigo adelante con el fin de semana en el Algarve Portugués para mediados de Agosto, así como la escapada a Lourdes (continuación de esta escapada religiosa) en el Puente del Pilar. Además, como ya os había comentado en anteriores entradas, estoy intentando hacer una breve escapada para ver al hermano de mi novia; supongo que sería por España, ya que los aviones están bastante caros en estas fechas, y sobre todo con tan poca antelación; pensando un poco en la Naturaleza, están ganando puntos Santander (Cuevas de Altamira, Reserva Natural de Cabárceno, …) y/o Granada (Monachil, Lanjarón, Sierra Nevada, …), pero no hay aún nada confirmado. Como siempre digo, en cuanto sepa algo seguro, ya os lo contaré …

Superado Portugal, me piro a Italia …


Ya hemos vuelto de Portugal, y todo ha salido según lo esperado, con la excepción del Monasterio de Belém, que no hemos podido visitar, debido a un importante retraso en el bus que iba de Fátima a Lisboa; pero bueno, a cambio, hemos visto algunas de las antiguas instalaciones de la Expo. Ahora toca lavar alguna ropa, y llenar las mochilas de comida, para irnos otra vez con Ryanair a Roma, y así, centrarnos sobre todo en el Vaticano y en el Monasterio de Santa Rita de Cascia (a unas dos horas y media de Roma), a petición de mi abuela.

Analizando las ofertas actuales y haciendo balance económico, queda confirmado el aplazamiento de la escapada a Bratislava, al menos dos meses. Dado que dicha escapada se iba a realizar con el hermano de mi novia, haremos lo posible para vernos, aunque sea en un destino nacional. También se elimina, casi con total seguridad la celebración del 11º Aniversario con mi novia en Alicante, reduciéndose a una romántica cena en Madrid.

A la vuelta, ya os contaré las últimas novedades y actualizaciones, así como también publicaré nuevas fotos, vídeos, relatos de los últimos viajes, …

Me voy a Portugal ….


Ya, completamente recuperado del estómago, me vuelvo a ir; esta vez, a Portugal, concretamente al área de Oporto y Braga, dónde me reuniré con mi abuela, para luego emprender el viaje a Roma que le habíamos prometido hace tiempo. Tanto Cerdeña, como el mini tour por Cataluña, salió muy bien (bueno, quitando algunos imprevistos económicos), así que, a ver si este, que ya hemos bautizado como "la escapada religiosa", sale igual de bien. La idea es aterrizar en Oporto (vuelo con Ryanair, dentro de un par de horas), dejar las cosas en el hotel, y desplazarnos hasta Braga, donde nos reuniremos con mi abuela y mi novia, aprovechando para ver varios monasterios cercanos; tras una noche en Oporto, bajaremos hasta Fátima, y luego hasta Lisboa, donde un vuelo de Easyjet, nos devolverá a Madrid; cambio de mochilas, y a Roma, donde además del Vaticano y algunos elementos de interés (a los ojos de mi abuela), intentaremos visitar el Monasterio de Santa Rita, en Cascia.

Los imprevistos económicos que he mencionado anteriormente, han hecho que no sea posible llevar a cabo la escapada a Bratislava (se aplazará uno o dos meses), y posiblemente, haya que prescindir también de la celebración de nuestro 11º aniversario en Alicante. A la vuelta, ya os contaré con más exactitud, ya que nunca se sabe cuántos más imprevistos pueden surgir en este viaje.