Diario (resumen) del viaje por Italia y más …


Era 24 de Julio, cuando cogía un avión en Madrid para  comenzar el megaviaje Braga en Braga, con Oporto unas vistas panorámicas de la ciudad desde el Bom Jesús y otros monasterios del mismo monte; comeríamos en un merendero de un parque natural próximo y nos iríamos directos a Vilanova de Gaia, para visitar las bodegas de Oporto; finalmente Oporto; visita completa, y un poco de fiesta. Al día siguiente llovía, así que dimos una vuelta rápida por Oporto, y nos fuimos al aeropuerto para coger un  avión a Valencia; una vueltecita Roma rápida para acabar en la Ciudad de las Ciencias y las  Artes, y regreso al aeropuerto para tomar un avión a CiValenciaampino; Ya teníamos reservado un bus privado para ir al centro de Roma, donde pasaríamos la noche dando vueltas, y haciendo tiempo  hasta la mañana siguiente, que nos salía un avión para Treviso; un bus al centro, y tren a Trieste; visita de  la ciudad y funivia a Villa  Opicima (frontera con Eslovenia). Tras varios trenes, buses y barcos, acabaríamos en Venecia; visita completa a la isla, y cenita de lujo para dormir en un  hotelito de lujo; ya nos lo merec íamos. Al día siguiente, Romatocaba madrugar; gran desayuno y  tren a Pádua, visita rápida y continuamos en tren hacia Verona; Después de visitar Verona, llegaríamos en tren al Lago di Trieste Garda, desde donde tomaríamos otro tren hacia Milán; Visita  completa a la ciudad y alrededores y tiempo para tomar unas cervecitas y cenar. Al día siguiente, otra vez madrugón, desayuno y salida hacia Turín; visita completa de la ciudad y salida hacia Génova; aquí estaríamos poco tiempo, ya que otro tren nos esperaba para ir a Florencia; Visita completa a la  Pádua ciudad, y último tren hacia Pisa d onde  tras subir a la torre, repondríamos fuerzas en un bar cercano a la estación de tren; teníamos un tren nocturno para  Campi Flegreri, y a continuación hacia VeneciaPozzuoli para ver el volcán Solfatara de Pozzuoli; de ahí, y siguiendo con los volcanes, iríamos a Pompeya, donde visitaríamos la ciudad nueva, las ruínas arqueológicas y panorámica del Vesubio. Por la tarde  volveríamos a Nápoles, y tras su visita, tomaríamos un enorme barco-hotel Lago di Garda hacia Palermo. Eran las seis de la mañana del día 30, y nos esperaba un  día larguísimo por delante; comenzamos con una rápida visita de Palermo, para tomar luego un tren hasta Agrigento, donde  visitaríamos el Valle de los Templos; después, tren directo a Catania, visita de la capital, y desplazamiento a Riposto, para tomar Turín unas buenas panorámicas del Etna; finalMilán mente, iríamos a Taormina, aprovechando que ya era de noche para contemplar   los ríos de lava en las laderas del gran volcán; el sueño se apoderaba de nosotros, así que nos dirigimos a la costa (cerca de Isola Bella), y tomamos un tren hacia Messina (enfrente de Reggio Calabria); cuando los pies nos dijeron que no podían  más, entramos en el bar más Verona cutre que puede haber en todo  Sicilia, y nos hicimos con unos bocatas, que compartiríamos con toda la fauna de la estación, donde pasamos las últimas dos horas de la noche antes de que saliera nuestro tren hacia Milazzo. Ya en Milazzo, y aún sin salir el sol, buscábamos el   puerto, atravesando montes y pueblos; finalmente lo encontramos, y reservamos nuestro barco a Vulcano,en las Islas Eolias; en unas horas estaríamos Pisa Florencia en la isla, dónde vimos amanecer, repusimos fuerzas, y nos dimos unos baños en los  lagos de azufre, en las piscinas termales, y en las playitas. Después, a Lípari,  donde tomaríamos otro barco para alcanzar Strómboli a donde llegamos algo antes de la hora de la comida; ahí nos esperaba un hotel impresionante, con piscinitas, calitas,  grandes cenas, desayunos, … Por la noche, nos fuimos con nuestras linternas a ver las erupciones Génova periódicas del volcán; impresionante; nos fuimos a dormir mazo cansados, pero flipando con el volcán. Al día siguiente, alcanzaríamos la costa siciliana a la altura de Cefalú, otro pueblo costero con encanto,  para finalmente volver a Palermo y así haber dado la vNápoles uelta completa a la isla; nos esperaban dos noche de relax en uno de los mejores hoteles de Palermo con piscinita en la azotea. Semirecuperados, Pompeya visitaríamos la zona monumental y   alrededores de la catedral, para luego tomar un avión a Barcelona; ya era día 3 de Agosto, y nuestro viaje se acababa; estuvimos todo el día visitando Barcelona, y aprovechamos para dormir en el bus nocturno que nos llevaría a Bilbao; tras una  breve  visita a la zona de Pozzuoli la Ría y al casco histórico, cogeríamoValle de los Templos (Agrigento) s otro bus a Burgos, y tras maravillarnos la catedral,  tren a León, donde repondríamos fuerzas a base de cerveza y cecina, y diríamos tristemente  adiós a ese pedazo de viaje …

 

 Vulcano  Catania  Taormina Cefalú Milazzo Riposto (Etna) Taormina Bilbao Burgos Palermo Messina                     

 

Anuncios

Un pensamiento en “Diario (resumen) del viaje por Italia y más …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s